jueves, 21 de enero de 2010

Yo, la moderna en busca de la comida perfecta. Voy... y la encuentro!










Lugar: M&S-Marks&Spencer

Producto: Slow food - pack de 300 gr Hich protein + balanced carbs = 420 kl

Ingredientes: Roasted chicken, quinoa, macarrones de pasta fresca, tomatoes cherry, beans, roasted red pepper, edamame soja, spinach, rúcula, pine nuts and basil&parmesan dressing

Sabor: para chuparse los dedos!

Preció: 1Libra (producto en promoción por introducción en el mercado) un ofertón!

Puntuación entre los alimentos sanos: Máxima puntuación. La etiqueta dice, sin colorantes artificiales, sin saborizantes, sin conservantes. Vamos que más fresco y natural imposible. Ah! y además, M&S assured chicken from farms in the UK, o sea que los pollos son de la zona. A todo esto le añades una tabla nutricional que la flipas con su comparativa de recomendación diaria.

Dicen que la información es poder. Entre el poder de la información y la calidad del producto, a ver si me hace efecto Popeye y me da energía para seguir callejeando un par de horitas más.

Lo compro!!!

Pago un poco atemorizada creyendo que mi falta de comprensión (aunque cada día va mejorando) me va a jugar una mala pasada y en vez de 1 libra me van a cobrar 10 y ya verás la que voy a organizar para que entiendan que lo quiero devolver. Bueno, si no me entienden lo dejo en caja y salgo a todo correr en dirección a la street. Es muy a lo bruto… pero hoy no llevo el traductor conmigo.

Ya he pagado! Es 1L, que baratooooo!

Me siento en la zona habilitada para tal menester. Yo super moderna. Me vuelvo a leer la etiqueta. Abro el paquete. Huele bien. Le echo la salsa pesto… y Dios miorrrr, no tengo cubiertos!

Empiezo a pensar… ostrans ¿Cómo se dice tenedor? (imaginad el nivelazo) Pienso más y más… creo que me he bloqueado. Solo imaginar que tengo que coger, el bolso, la cámara, guantes, bufanda, abrigo, el paquetito de comida abierto, la salsa… atravesar un montón de pasillos hasta llegar a caja, volver a dejar todo lo que llevo para hacer señas con las manos que sean lo suficientemente comprensibles… mira… que no. Que mejor me lo como con los deditos haciendo pinza.

Como, intentando que parezca que yo como así porque soy muy cool y hasta como invitada de la Reina Isabel II comería de la misma forma (por dentro mirando de aguantar el tipo, claro)

¿La gente miraba? Pues claro que sí. Pero la tranquilidad que da no saber que están pensando.

En estas que voy a dar un elegante bocado a lo que llevo entre los dedos y mientras me acerco la comida, avanzo la cabeza en busca del bocado… me da por levantar la vista en plan furtivo y mirar de soslayo si alguien me mira. ¿Y que ven mis ojos? Pues un aparador tipo caja de cartón, bastante grandecito, donde pone CUTLERY&SERVIETTES enjoy your lunch. Enjoy ¿qué?... seré payesa …

El resumen es: suerte que Girona está al lado de Barcelona que si llega a estar más lejos igual no se subir ni en las escaleras mecánicas del metro.

Y lo que me reí después!!! Que ya casi me había comido toda la quinoa y 5 unidades de ese mini-cereal tienen el tamaño de una lenteja. Yo! la moderna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada